lunes, 3 de enero de 2011



Llegó las navidades y como todos los años todo padre de familia tiene que hacer un esfuerzo para contentar y distraer a su prole.

Este año no me a tocado la sierra, ni el circo este año ha tocado el Santiago Bernabeu.

Os podéis imaginar a un indigno seguidor del mejor equipo de Madrid, el gran Atlético de Madrid o el mas grande Atlético Aviación en el estadio de su mayor enemigo.

Madrugo y cojo a mis tres amados hijos y te marchas hacia la castellana.

Empieza la visita y dando gracias que teníamos entradas gratis de la fundación del Madrid, porque la cola para comprarlas era largísima.

Subimos cuatro pisos, vemos la panorámica del estadio, nos hacemos las fotos de rutina, bajamos a media altura y pasamos por pasillos llenos de fotografías, a cual mas blanca.

Después fotografías con montaje total 12 euritos por foto, bien solo una y ya esta.

Mas vueltas, césped, banquillos y vestuarios.

Por último tienda oficial y pasada rápida, te cobran por respirar.

Después de 2,5 horas de visita, un montón de fotos y muy cansado.

Después de todo ¿ Que no se hace por un hijo?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada